Por qué operar con CFD

Los CFD son productos de inversión regulados que ofrecen a los inversores una amplia gama de beneficios. A continuación, explicamos por qué los CFD están hechos la medida del inversor moderno que busca un producto de inversión sencillo y potencialmente muy rentable:

Apalancamiento
El trading de apalancamiento abre un nuevo mundo de posibilidades para los inversores. Esto de hecho significa que los traders solo precisan de una colocación marginal para controlar una posición al completo. Por ejemplo, un nivel de apalancamiento de 1:100 significará que un trader solo necesita colocar un capital marginal de $1.000 para controlar una posición de $100.000. Si bien el apalancamiento aumenta las potenciales ganancias, los inversores deben a su vez ser conscientes de sus peligros, ya que puede también incrementar las potenciales pérdidas.

Ir Largo o Corto
Los CFD son un acuerdo entre un inversor y el broker por la diferencia en el valor del contrato entre el inicio y el final del período del mismo. Esto significa que, independientemente de la dirección del mercado, los inversores tienen oportunidad de obtener ganancias yendo tanto a largo como en corto.

Varios activos
Los CFD están disponibles para prácticamente todos los activos financieros del mundo. En GoldenGates, puedes negociar cientos de CFD de entre una amplia gama de activos, como Pares de Divisas, Acciones, Indices y Materias Primas.

Bajos costes de Trading
Los CFD proporcionan acceso a activos financieros sin la obligación de comprarlos o poseerlos. La idea de un contrato de CFD es que dos partes intercambien la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta del contrato. Es esencialmente un contrato sobre el movimiento del precio del activo subyacente. Esto reduce notoriamente los costes de transacción. En la mayoría de las plataformas de trading de CFD, los únicos costes son los diferenciales (la diferencia entre los precios de oferta y demanda); no hay comisiones adicionales ni tarifas asociadas para abrir o liquidar tus transacciones. En cualquier actividad de inversión, los costos más bajos solo pueden acabar mejorando tu rentabilidad.

Trading 24 horas
Los CFD no se negocian en bolsas o sedes centrales. Esto significa que no están sujetos a horarios establecidos de comercio. Los inversores en CFD pueden abrir, cerrar o gestionar operaciones de sus activos favoritos incluso «fuera de horas».

Riesgos de Trading de CFD

Los CFD son emocionantes productos de inversión, pero no están exentos de riesgos. Estos son algunos de los riesgos del trading con CFD:

Riesgo de apalancamiento
Como se mencionó, el apalancamiento es un arma de doble filo. El apalancamiento tiene el poder de incrementar las pérdidas cuando hace una predicción incorrecta, incluso cuando un precio hace un movimiento nominal. Es importante ser consciente de estos riesgos para seleccionar un nivel de apalancamiento óptimo lo que te ofrecerá la mejor oportunidad de éxito y te permitirá controlar el riesgo.

Riesgo de mercado
Los activos financieros son propensos a sufrir cambios bruscos y repentinos de precios. Dado que los CFD son productos sujetos a apalancamiento, los grandes y repentinos movimientos de precios pueden generar pérdidas devastadoras para los inversores.

Riesgos de liquidación
En algunas plataformas de CFD, es posible que se requiera que los inversores añadan fondos a sus cuentas de trading para mejorar sus requisitos de margen cuando el precio se mueve muy en contra de su predicción.

El trading eficaz, especialmente con CFD, se basa en la mejora de ganancias y la gestión de riesgos. No hay inversiones que ofrezcan riesgo cero, pero, como se explicó anteriormente, las recompensas a menudo superan los riesgos. Es vital aprender e implementar estrategias de gestión del riesgo y del dinero al operar con CFD. Para obtener más información sobre esto, asegúrate de visitar nuestro centro formativo.